Publicado el 08 Enero 2014 Visto: 389
Imprimir

El Gobernador del Chocó, no tiene una sede para despachar porque la que tenía el departamento está en reparación hace dos años. Entonces, ¿qué pueden esperar damnificados por el invierno y desplazados que aguardan una vivienda digna en el Chocó?

Como es conocido el Chocó tiene oro, agua, platino, biodiversidad, pero también tiene una pobreza que extraña, como lo reitera Planeación Nacional, en sus últimos informes. ¿Cómo es posible que un departamento tan rico esté sumido en la miseria?

La sede administrativa de la Gobernación que se construye en Quibdó, capital del Chocó, no ha tenido una mirada de auxilio de por parte de los últimos cuatro gobernadores que ha tenido el departamento en los últimos años.

Algunos ciudadanos aseguran que los exgobernadores, Luis Gilberto Murillo, Hugo Tobar y Julieta Gómez de Cortes, vieron como la estructura se cae a pedazos, pero todo sigue igual.

No hay carreteras: las construidas están en malas condiciones. Los ríos que son las vías por excelencia, en invierno -cuando se crecen- pueden causar una tragedia porque las lanchas se voltean y sus pasajeros pueden morir, y en verano -cuando se secan- les hacen recordar la historia de sus antepasados que tenían que empujar las embarcaciones de los españoles para llegar a su destino.

"Es increíble que en poblaciones como Pie de Pató se siga viendo la misma imagen de la colonia: un hombre que se pone una silla en la espalda para cargar a una persona que necesita llegar al sitio escondido en la naturaleza.

 

SIN SEDE PARA GOBERNAR

 

Cuando se habla de Chocó se habla de pobreza pero también de corrupción y abandono y qué mejor símbolo del abandono que el edificio de la Gobernación que comenzó a ser reparado en 2010 y todavía está en obra negra.

Por eso, Palacios Serna despacha en un edificio que tiene más cara de Almacén más que de Gobernación. Su único sistema de seguridad es un policía que se ubica en la entrada al edificio arrendado en una millonaria cuantía. No contaban con equipos de cómputos porque los que tenían eran ajenos y alquilados en el gobierno de Murillo Urrutia, pero por el no pago la firmo se alzó con ellos.

Según los asesores de la Gobernación, el Ministerio del Interior asignó 1.868 millones de pesos para la remodelación de la sede administrativa, obras que comenzaron en 2010, y hasta la fecha solo esta una abandonada estructura, porque no le han girado ni un peso al contratista.

Cuando arrancaron las obras, se dieron cuenta de que las columnas del tercer piso no tenían bases en el primero y también se averiaron algunas instalaciones eléctricas y del acueducto.

Estas obras adicionales -que pueden alcanzar los 800 millones de pesos- no estaban contempladas en el presupuesto original y, por lo tanto, debían ser asumidas por la Gobernación.

Algunos dicen que es mejor demoler el edificio y hacer otro nuevo, pero hay quienes aseguran que lo mejor es terminar la obra, así cueste unos 3.000 millones de pesos porque si no lo hacen "nos pueden imponer una multa y el Departamento quedaría vetado en los proyectos del Ministerio del Interior", por los próximos años.

 

 

 

VIVIENDA DIGNA, OTRO SUEÑO DE LOS CHOCOANOS.

 

Pero si el Gobernador no tiene dónde despachar la gente no tiene dónde vivir. Cerca del 80 por ciento de la población no tiene casa o habita en viviendas deficientes.

Por ser casas de madera, hechas "en palafique" son un blanco fácil en el invierno: más de 3.552 viviendas han resultado averiadas; el 35 por ciento de la población y el 90 por ciento del territorio resultaron afectados por la ola invernal.

Se han perdido más de 120 mil millones de pesos en procesos fraudulentos y montados, como aseguran ex gobernadores y diputados del Chocó, pero no hay un peso para terminar la sede administrativa, ni construir una vivienda para los pobres.

La distancia entre cada población encarece los materiales de construcción y hace que las obras se hagan mucho más costosas. Por ejemplo: un bulto de cemento que vale en Quibdó 26.000 pesos en Pie de Pató puede costar 52.000.

 

     

 

QUE DECIR DE QUIBDÓ-CAPITAL DEL CHOCÓ.

 

Aunque Quibdó creció en las márgenes del Río Atrato, el acueducto solo llega al 33 por ciento de la población entre una y tres horas diarias. Otra de las paradojas de vivir en la tierra más rica y a la vez más pobre del país.

Las vías de la capital Chocoana están en pésimo estado, una de las ciudades del país con situación preocupante de seguridad, y la más violenta del Chocó, donde asesinan a las personas a plena luz del día.

Las angostas calles adornadas con una serie de vendedores ambulantes que no han sido reubicados por falta de ¿Gestión o Competencia?

 

Nota: a pesar de la desidia, el abandono, la corrupción y la inseguridad, es una de las mejores y amables tierras del país. www.notichoco.com te invita a visitar al Chocó.

 

 

Comparte este artículo
FaceBook  Twitter  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

528309
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultima semana
Éste mes
Último mes
Todos los días
2024
2358
9098
512938
22058
32203
528309

Su IP: 54.166.65.9
Hora servidor: 2014-09-20 18:59:05
You are here:   HomeActualidadEn el Chocó no hay viviendas dignas, ni una sede para gobernar

NOTICHOCO - Primero en noticias Calle 24 No. 11 - 37 || Celular: (310) 495 2960 Quibdó - Colombia. contacto@notichoco.com